bosquejosparasermones.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

bosquejosparasermones.com

 

La confianza en la provisión de Dios

La confianza en la provisión de Dios

Base Escritural: Lucas 12:22-31

Introducción:

La preocupación por el presente y el mañana nos roba la paz. Generalmente la inquietud se vuelca hacia acontecimientos que ni siquiera sabemos si ocurrirán. La búsqueda de respuestas a interrogantes como, ¿qué comeremos? O, ¿qué vestiremos?, nos desvían de la perspectiva de caminar con Dios. El Señor Jesús insiste en la importancia de volver la mirada al reino de Dios al permitir que gobierne sobre nuestro ser. Solo de esta manera desarrollaremos confianza en su ayuda, provisión y poder para llevarnos donde El quiere.

I.- la confianza en la provisión de Dios desplaza las preocupaciones (vv.22, 23).

1.- Las preocupaciones no forman parte del plan de Dios para el hombre (v. 22).

“...no os afanéis...”

2.- Las preocupaciones se desprenden del afán o disposición de resolver las cosas a nuestra manera (v. 22).

3.- Las preocupaciones por el mañana no deben ocuparnos porque no sabemos si habrá mañana (v.22).

4.- Las preocupaciones deben quedar de lado, de acuerdo con la enseñanza del Señor Jesús (v. 22).

5.- Las preocupaciones se orientan en dos sentidos:

a.-La vida, entendida como continuidad de la existencia.

b.- El cuerpo, entendido como el hogar que ocupa el espíritu.

II.- La fe está asociada a la progresiva confianza en Dios (vv.23- 28).

1.- Nuestro tránsito terrenal tiene un propósito que va mucho más allá de la mera existencia (v. 23).

a.- La paz y equilibrio hoy son la antesala de una eternidad con Dios.

b.- Hay dos formas de vivir: la primera, a nuestra manera, y la segunda, a la manera y en la voluntad de Dios.

2.- Dios tiene cuidado hasta de los más mínimos detalles (vv.24, 27, 28).

a.- En los detalles más elementales se aprecia el cuidado de Dios.

b.- El evangelista resalta en el versículo 24 nuestro valor delante de Dios.

3.- Permitir que las preocupaciones nos embarguen está asociado a la poca fe (v.28)

4.- Dios tiene control de todo cuanto acontece. Nuestro poder es limitado (vv. 25, 26).

III.- La ansiedad y las preocupaciones son un distintivo de vivir en la carne (vv28-31).

1.- Preocuparse y vivir ansiosos no identifica al cristiano sino a quien no tiene a Dios en su corazón (v. 29).

2.- Dios tiene cuidado de nuestras necesidades (v. 30).

a.-Es esencial evitar que las necesidades nos roben la paz.

b.- Es esencial llevar nuestras necesidades a Dios en oración.

3.- La prioridad de los creyentes es buscar a Dios y vivir para El (v. 31).

Conclusión:

Cuando depositamos nuestra confianza en Dios, dejamos de lado las preocupaciones que nos roban la paz. Es necesario que el cristiano, para honrar su condición de fe en Jesús el Señor, comience a depositar en Dios la certeza de que proveerá todo cuanto necesita.

Confiar en el Señor es asumir que no solamente El tiene poder y cuidado de los detalles en apariencia mínimos, sino que vela y desea atender nuestras necesidades ya que significamos mucho para El. Cuando confiamos en Aquél que todo lo puede, reinvertimos las prioridades: nos ocupamos de buscarle y andar en Su voluntad.