INICIO » » ¡Alerta! No permitas que Satanás gobierne tu mente

¡Alerta! No permitas que Satanás gobierne tu mente

Si deseamos vencer en la lucha
contra las tinieblas,
debemos depender enteramente
de Dios, siempre...

Título: ¡Alerta! No permitas que Satanás gobierne tu mente

Bases Escriturales: Efesios 6:12; Romanos 12:2

Introducción:

Se ha formulado preguntas de tanta trascendencia como: Siendo creyente, ¿Satanás puede dominar mi mente?¿Conoce nuestro enemigo espiritual cuáles son nuestros pensamientos?¿Cuántos y cuáles son los estados de una mente atada y cegada?¿Es posible renovar nuestra mente?¿De qué manera?¿Cuáles son los pasos que debemos considerar?

I.- NUESTRA MENTE ES UN CAMPO DE BATALLA ESPIRITUAL

1.- La obra de Dios es integral en el ser humano. La mente es una de las áreas que debe guardarse (1 Tesalonicenses 5:23)

          a.- Nuestra mente forma parte esencial en el pensar, obedecer y ser fieles a Dios (Marcos 12:30).
                   -Para Dios es muy importante la condición y estado de nuestra mente.
          b.- La mente anida pensamientos que le inclinan al pecado.       Pensamos y actuamos. Si no sometemos la mente, nos hacemos      enemigos de Dios (Colosenses 1:21. Cf. Génesis 6:5; Efesios 2:3).
                    b.1.- El crecimiento espiritual puede afectarse por las                                   batallas espirituales.
                    b.2.- Para conquistar las fortalezas espirituales es necesario que primero ganemos las batalles en la mente.
                    b.3.- La iglesia está pasando de una posición pasiva a una                            actitud defensiva en la guerra espiritual.
2.- Por la obra del Espíritu Santo Dios renueva nuestra mente y nos permite cumplir sus ordenanzas de vida (Jeremías 31:33). Este pacto es posible gracias a la obra del Señor Jesucristo.
          b.- Si Dios no mora en nuestra mente, satanás batallará por dominarla (1 Juan 5:18, 19).
          c.- ¿Qué ocurre si satanás hace una fortaleza en nuestra mente?:
                   c.1.- NO tendremos liberad espiritual.
                   c.2.- No tendremos paz interior ni una adecuada comunión con Dios.
                   c.3.- Nuestra mente estará sometida a pensamientos                                     pecaminosos.
                   c.4.- No tendremos autoridad espiritual contra satanás

II.- ¿CUÁLES SON LAS BATALLAS QUE SE LIBRAN EN NUESTRA MENTE?

1.- Dios conoce el estado de nuestra mente (Salmo 7: 9b, Jeremías 17:10)
          a.- Si no renovamos nuestra mente, la vieja naturaleza tomará dominio.
          b.- De acuerdo con el tiempo pasado que hayamos estado esclavizados a la maldad, estará esclavizada nuestra mente y      tardará el proceso de renovación de pensamientos.
2.- Hay por lo menos 5 estados de la mente esclavizada:
          a.- La mente depravada (Romanos 1:28-31)
                   a.1.- Aunque saben que ofenden a Dios, se complacen en su pecado (versículo 31)
                   a.2.- Cada uno quiere vivir conforme a los patrones del mundo.
          b.- La mente entenebrecida (Efesios 4:17-19).
                   b.1.- Gobernados por la dureza de corazón, y la insensibilidad.
                   b.2.- Se entregan a la lujuria en sus pensamientos y acciones.
                   b.3.- Sus mentes están nubladas. Muertos en delitos y pecados (2                                     Corintios 4:4).
          c.- La mente carnal (Romanos 8:5-8)
                   c.1.- Todo lo racionalizan a la luz de una filosofía carnal.
                   c.2.- Si conocieron a Cristo, aún fluctúan entre la espiritualidad y la                      mundanalidad (Gálatas 5:24)
                   c.3.- En ocasiones su orgullo carnal les lleva a desplazar a Cristo para                             exaltarse a sí mismos o creer que son súper-espirituales (Colosenses 2:18,              19. Cf. 1 Corintios 3:3).
          d.- La mente contaminada (Tito 1:15, 16).
                   d.1.- Predican una cosa pero hacen otra.
                   d.2.- Siendo creyentes, se dejan arrastrar por las pautas del mundo.                       Hacen          mucho mal al Evangelio porque  dan mal testimonio.
          e.- La mente espiritual (Romanos 8: 5 b, 6)
                   e.1.- Piensa en las cosas de Dios, del Espíritu (Cf. Colosenses 3:2)
                   e.2.- Vive en armonía con Dios para agradarle.

III.- EL CRISTIANO DEBE EMPRENDER EL PROCESO DE RENOVACION DE LA MENTE (Romanos 12:2).

1.- Para cumplir la voluntad de Dios, debemos renovar nuestra mente.
          a.- Es importante romper con las filosofías e ideas del mundo y del viejo hombre     (2 Corintios 5:17; Cf. 1 Pedro 1:18, 19).
          b.- El espíritu del nuevo hombre debe prevalecer en nuestra mente (Efesios 4:23)
          c.- La renovación implica cambiar todo el cúmulo de enseñanzas y prácticas en las que fuimos criados por muchos años (Efesios      2:1-3)
2.- Los cinco fundamentos para que se produzca la renovación de nuestra mente son:
          a.- Renovación por la sangre de Jesucristo (Hebreos 9:13, 14)
                   a.1.- Nos limpia de los pensamientos de pecado y de una                     conciencia que nos acusa (Romanos 2:15).
          b.- Renovación por el Espíritu Santo
                   b.1.- El Espíritu Santo es dios morando en nuestro interior. Él puede operar la transformación de nuestra mente. Basta que lo dejemos obrar.
                   b.2.- El Espíritu Santo trata con todas las áreas de nuestra                          vida (1 Corintios 2:9).
Si le permitimos obrar:
                             b.2.1.- Fortalecerá nuestro espíritu.
                             b.2.2.- Revelará las áreas de nuestra mente que                                  deben ser renovadas.
                             b.2.3.- Operará la renovación de nuestra mente.
          c.- Renovación por la Palabra de Dios (Hebreos 4:12).
                   c.1.- Nos reprograma la mente con principios del Reino de                             Dios (Cf. Josué 1:8).
                   c.2.- Limpia viejas ideas de la carne y las reemplaza por principios del Espíritu (Santiago 1:21).
          d.- Renovación por la confesión de los labios (2 Samuel 22:50,                    51)
                   d.1.- Además de leer y meditar en la Palabra, hay que confesarla con nuestros labios.
                   d.2.- Con las palabras traemos al mundo material lo que está en el                                  mundo inmaterial. Hay confesión positiva o confesión negativa.           (Proverbios:21)
          e.- Renovación por la alabanza. (Éxodo 15:2; Salmos 7:17; Salmos      22:22)
                   e.1.- La alabanza nos centra en el amor, santidad y poder de Dios.
                   e.2.- La alabanza lleva a que nuestro cuerpo, mente y espíritu   estén en armonía con Dios.

Conclusión:

El cristiano está llamado a cuidar celosamente su mente. Puede abrir puertas para que el enemigo del creyente, Satanás, establezca una fortaleza con malos pensamientos que finalmente se reflejan en hechos pecaminosos. ¿Qué hacer? Permitir que el Espíritu Santo gobierne todo nuestro ser. Eso es esencial. Y emprender, con la ayuda de Dios, la renovación de nuestra mente que incluye, reemplazar los viejos principios de mundanalidad, por los principios del reino de Dios.
© Fernando Alexis Jiménez – 317-4913705

© Fernando Alexis Jiménez
Contacto: (0057)317-4913705
Email: webestudiosbiblicos@gmail
. Con la tecnología de Blogger.

SÍGUENOS EN FACEBOOK