bosquejosparasermones.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

bosquejosparasermones.com

 

Cómo encontrarle sentido y propósito a nuestra vida

Cómo encontrarle sentido y propósito a nuestra vida

Base Bíblica: Juan 10:10

Introducción:

Millares de familias experimentan una profunda crisis. Hay un aumento inusitado de los divorcios. Algo está ocurriendo. Y ese algo no es otra cosa que la decisión equivocada de alejarnos de Dios.  Cuando esto ocurre, nuestra vida personal y familiar se orienta a la crisis y a la frustración.

La solución a los problemas que experimentan los hogares está disponible hoy. Comienza con una decisión: volver nuestra mirada a Jesucristo. Él trae cambio y crecimiento en todas las áreas de nuestra vida, pero además, a partir de esa transformación podemos ejercer una poderosa influencia en nuestro cónyuge y nuestros hijos.

I.- NUESTRA VIDA DEBE TENER SENTIDO Y UN PROPÓSITO ESPECÍFICO

1.- Cinco preguntas para redefinir el curso de nuestra vida:
  • Para qué estoy aquí en la tierra?
  • Qué quiero lograr en la vida?
  • Dónde me encuentro hoy?
  • Para dónde va mi vida?
  • De qué manera mi incertidumbre afecta mi vida familiar?
2.- Si deseo que mi vida encuentre sentido y propósito, debo avanzar hacia cuatro niveles específicos:

Nivel 1.- Espectador de Jesús. Una vida sin compromiso de fe

Nivel 2.- Buscador de Jesús. Acepto a Cristo y permito su obra en mi vida (Santiago 1:22)

Nivel 3.- Seguidor de Jesús. Crecemos en todas las áreas prendidos de Su mano (Juan 15:1-5)

Nivel 4.- Edificador del Reino. Invertimos nuestros dones y talentos al servicio de Dios para alcanzar otras personas con el Evangelio.

3.- Rendimos el control de nuestra vida y el de nuestra familia en manos de Dios.

a.- Reconfiguramos nuestros valores

b.- Redefinimos nuestra visión personal y familiar

— Estas dos decisiones implican, en muchos casos, comenzar de cero.

4.- Reordenar el curso de nuestra historia personal y familiar evitará al término de nuestros días podamos expresar como Jacob que pocos y malos han sido nuestros días (Génesis 47:9)

II.- ES TIEMPO DE IMPRIMIR CAMBIOS EN NUESTRA VIDA PERSONAL Y FAMILIAR (Eclesiastés 3:1, 6)

1.- Cuatro metas que debo definir al comenzar nuestra nueva vida personal y familiar:

a.- metas a nivel personal

b.- Metas a nivel familiar

c.- Metas a nivel social (trabajo, estudio)

d.- Metas a nivel eclesial

2.- El primer paso: Decidir Quién gobernará nuestra familiar (Josué 24:15)

Sobre esa base, preguntémonos:

a.- ¿Cuánto tiempo dedico a Dios?

b.- ¿Cuánto tiempo dedico a mi familia?

c.- ¿Cuánto tiempo dedico al trabajo?

d.- ¿Cuánto tiempo dedico al servicio a Dios?

3.- El proceso de transformación en nuestra vida personal y familiar lo realiza Dios, no es en nuestras fuerzas.

a.- Reconocemos que nuestro pasado ha sido frenético, buscando realización pero experimentando un profundo vacío personal y familiar.

b.- La nueva vida personal y familiar que iniciamos debe estar rodeada por un análisis cuidadoso de cada paso y pedirle a Dios sabiduría.

III.- NUESTRA NUEVA VIDA PERSONAL Y FAMILIAR COMIENZA VIVIÉNDOLA UN DÍA A LA VEZ (Salmos 37: 4, 5)

1.- Ocho pasos para transformar su vida personal y familiar con ayuda de Dios:

a.- Haga las paces con su pasado.

- No puedo regresar el tiempo pero sí puedo corregir los errores, para no incurrir de nuevo en ellos.

b.- Tome tiempo para enfocarse en lo realmente importante: su vida y su familia. Reprograme su tiempo.

c.- Realice cada día una auto evaluación de sus errores y aciertos (Salmos 139: 23, 24)

d.- Defina metas de corto, mediano y largo plazo para su vida personal y familiar. (Proverbios 16:3)

e.- Haga partícipe a su familia del maravilloso viaje hacia el cambio y crecimiento diarios.

f.- Sea realista. No sueñe despierto.  Alcanzar grandes metas comienza con su decisión de volverse a Dios.

g.- Tenga paciencia y persevere en la transformación personal y familiar.

h.- Tenga fe y préndase de la mano de Dios para lograr la transformación personal y familiar que anhela.

2.- La clave para transformar su vida personal y familiar, radica en que asuma nuevos fundamentos bíblicos:

a.- Cambio de corazón, rendirse a Cristo (Apocalipsis 3:20)

b.- Redefinir sus prioridades.

c.- Afirme su vida en nuevos principios y valores.

Conclusión:

La decisión de imprimir cambios en nuestra vida personal y familiar comienza cuando reconocemos que hasta hoy las cosas no han funcionado y requerimos de Jesucristo para imprimir un nuevo curso a nuestra historia. No es en nuestras fuerzas, es en el poder de Dios.

Nunca será tarde para iniciar esa nueva vida, gratificante y enriquecedora, que ejerce una poderosa influencia en nosotros, en nuestro cónyuge, y por supuesto, en nuestros hijos.

No podemos dilatar la que sin duda es la decisión más importante: darle a Jesucristo el lugar que le corresponde en nuestro hogar. Cuando lo hacemos, todo alrededor cambia. Hoy es el día para tomar la decisión.


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio