bosquejosparasermones.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

bosquejosparasermones.com

 

Dios nos hizo más que vencedores

Dios nos hizo más que vencedores

Base Escritural: Isaías 36: 1-7

Introducción:

Cuando Dios nos creó, colocó en usted y en mí todas las potencialidades paras ser vencedores. Él no creó fracasados. Dios todo lo hace perfecto, de ahí que usted y yo estemos en Su plan eterno como hombres y mujeres concebidos para el éxito. La decisión de ser triunfadores o fracasados es nuestra y nada más que nuestra y, en esencia, depende del tipo de relación que tenemos con Él, porque es Dios quien nos permite desarrollar al máximo nuestros dones, talentos y potencialidades.

I. Dios se glorifica en las dificultades (Capítulo 36).

1. Cuando los problemas arrecian, necesitamos mucho más a Dios (36:4,5)

a. Si queremos resultados, no confiemos en el hombre (36:6)

b. Si queremos la victoria, en Dios debemos confiar (36: 7 a)

2. Los problemas no deben llenarnos de cobardía (36:11; 21, 22)

II. A Dios es a quien debemos presentarle nuestros problemas (Capítulo 37)

1. Erramos al confiar en el hombre nuestros problemas

a. Enfrentamos la incomprensión

b. Enfrentamos la traición

2. Antes que cargarnos, debemos someter los problemas a dios (vv.1-4)

3. Si confiamos en Dios, El se complace y responde (vv. 5-7)

III. Si esperamos en el tiempo de Dios, tendremos la victoria

1. El enemigo trata de doblegarnos con la duda (vv. 8-13)

...Hay batallas que se libran en la mente

2. En momentos de crisis, debemos recordar en Quién hemos creído (vv.14-20)

3. Si somos sus hijos amados, Dios no nos desampara (v. 21)

4. Debemos esperar en el tiempo de Dios, sin desesperarnos (vv. 36-38).

Conclusión:

Una de las actitudes más comunes, cuando enfrentamos dificultades, es compartirla con quienes nos rodean. Además de que muchos consejos no son los más indicados, hay momentos en que esos problemas se convierten en tema de conversación de quienes nos rodean, y nos sentimos traicionados. Por esa razón, lo más aconsejable es, antes que recurrir al hombre, llevar esa problemática delante de nuestro amado Dios, en procura de su ayuda. No seremos defraudados.


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio