bosquejosparasermones.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

bosquejosparasermones.com

 

El llamamiento es un reto del Señor Jesús

El llamamiento es un reto del Señor Jesús

Base Escritural: Mateo 4:12-22

Introducción :

Resulta lamentable que decenas de personas no le encuentran sentido a su existencia. Sus vidas transcurren sin pena ni gloria. A un día aburrido y con infinidad de cargas, se sucede otro con mayores problemas. Nada parece cambiar. Y pese a ello, no parecen encontrar salida al laberinto. Sin embargo sí es posible encontrar un camino apropiado, un camino que le de sentido a nuestra vida. ¿Cuál es? Aceptar el llamado que nos hace el Señor Jesús a comenzar cada nuevo amanecer, con propósito.!Es posible, solo basta que escuche el llamado del Señor Jesucristo! Su vida jamás será la misma.

I.- El Señor Jesús nos llama a romper cadenas en tierra de opresión (versículos 15-17)

1.- El Señor Jesús escogió sus primeros soldados en tierra de perdición

Ver el contexto social de Simón y Andrés (versículos 15, 16)

a.- Era tierra de gentiles

b.- Era un pueblo asentado en tinieblas

c.- Era región de sombra de muerte.

2.- El mensaje de cambio se sembró entre los perdidos (versículo 17)

a.- Un llamado al arrepentimiento.

b.- Un llamado a asumir el cambio.

II.- El Señor Jesús nos llama a la batalla (versículos 18-22)

1.- Un llamado a romper cadenas de rutina, tanto nuestra como del mundo (versículo 18. Cf. 21, 22)

a.- Echaban las redes en el mar.

b.- Eran pecadores.

2.- Un llamado a cambiar nuestra visión (versículo 19)

a.-Venid”. Pesca de mar. Resultados materiales.

b.-Pescadores de hombres”. Sembrar para la eternidad.

c.- El dinero acaba, el Reino de Dios perdura.

III.- El Señor Jesús nos llama a comprometernos en una nueva empresa (versículos 19-22)

1.- No podemos rehuir al llamado (versículo 19)

2.- El llamado obliga a tomar una decisión (versículo 20. Cf. 22)

Conclusión :

Es probable que esté con inquietudes respecto a la nueva vida que nos ofrece Dios. Es más, además de querer disfrutar de esa nueva vida, quiere comprometerse más con Él, incluso hasta el punto de servirle. ¿Es posible? Por supuesto que sí. Basta que tome una decisión y se rinda a Aquél que puede transformar su existencia. El amado Hijo de Dios puede transformar no solo su presente sino su mañana. Y podrá, en sus manos, servirle conforme sea Su voluntad.


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio