bosquejosparasermones.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

bosquejosparasermones.com

 

Estancamiento y deterioro de la vida cristiana

Estancamiento y deterioro de la vida cristiana

Base Escritural: 2 Reyes 16:1-20

Introducción:

La vida cristiana debe ser dinámica. Un proceso de crecimiento permanente. No obstante, si dejamos que la rutina, la religiosidad o la indolencia— al no permitir que Cristo haga lo que debe en cada uno de nosotros — , sin duda nuestra vida de fe entrará en una etapa de estancamiento y revés espiritual. Esa es la razón fundamental para que comprendamos la necesidad de mantener un avivamiento con el Señor. Dejarle que Él toque nuestra vida como quiera.

1.- El estancamiento espiritual inicia cuando asumimos principios del mundo en nuestra vida espiritual (vv.2-4).

¿Cómo y cuando se produce?

a.- Cuando preocupados por el “qué dirán”, adoptamos los principios de vida de quienes nos rodean sin conocer a Dios (v.2).

b.- Cuando asumimos las prácticas de quienes nos rodean (v.3)

c.- Cuando deliberadamente transgredimos los principios y preceptos de Dios (v.4).

... El pecado atrae.

2.- Cuando profanamos lo que hemos consagrado a Dios (vv.5-10).

a.- Si abrimos puertas al enemigo, toma control de nuestras acciones (v. 6 b).

b.- Cuando hacemos pactos y acuerdos con el mundo sin Dios (v.7)

... Hay que examinar con quién es hacemos acuerdos

... Cuando dejamos de depender de Dios

c.- Cuando lo santo se lo entregamos al mundo (vv.8, 9).

... Nuestro ministerio

... Nuestros proyectos

... Nuestros negocios

3.- Cuando confundimos vida cristiana con religiosidad (vv.10-15).

a.- Cuando fabricamos una religión conforme nos conviene (vv.10, 11).

b.- Cuando los ídolos ocupan el lugar de Dios (vv.12, 13).

... Desplazamos a Dios (vv. 14, 15).

4.- Cuando actuamos para agradar a los demás (vv.16-18).

a.- Cuando manipulamos las cosas de Dios (vv.16, 17).

b.- Cuando para ser aceptamos, renunciamos a nuestras propias convicciones (v.18).

Conclusión:

Es hora de volver a la senda antigua, a la verdadera, al Dios que nos hizo, nos guía y nos otorga la victoria: “Así dijo Jehová: Paraos en los caminos, y mirad, preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma” (Jeremías 6:16). Con la ayuda del Señor Jesús, obrando en nuestras vidas, podemos lograrlo.


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio