bosquejosparasermones.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

bosquejosparasermones.com

 

¿Cómo ser libres de la condenación?

¿Cómo ser libres de la condenación?

Base Bíblica: Romanos 3:23; 10-12.

Introducción:

Cada segundo, millares de personas se pierden por la eternidad. Aun cuando nacieron en la dispensación de la gracia de Dios, no aceptaron a Cristo como Señor y Salvador y, en la mayoría de los casos, no querían apartarse de su vida de pecaminosidad.

Andar en pecado nos aleja de Dios y le confiere derecho legal a Satanás para que ponga una venda en nuestros ojos, que nos impide conocer el Evangelio.

El propósito eterno de Dios, por su infinito amor y misericordia, es que nos libremos de la condenación eterna, aceptando Su obra en la cruz. Nos limpia de pecados, y de paso, nos asegura la vida eterna.

I.- POR LA GRACIA DE DIOS RECIBIMOS PERDÓN DE LOS PECADOS Y SOMOS LIBRADOS DE LA CONDENACIÓN

1.- Una vida pecaminosa nos aleja de Dios (Romanos 3: 23)

2.- En nuestra naturaleza humana somos pecadores, jamás justos (Romanos 3: 10-129

3.- El pecano nos sume en una vida de derrota y desasosiego (Romanos 3. 16- 18)

4.- Las buenas obras, por muy nobles que sean, no nos aseguran la salvación (Romanos 3: 19, 20)

5.- Recibimos el perdón de Dios por gracia, fundamentada en la obra redentora del Señor Jesús (Romanos 3: 22-26)

6.- El perdón de Dios nos libra de la condenación eterna.

II.- POR LA GRACIA DE DIOS, NUESTRO SEÑOR JESÚS LLEVÓ EN LA CRUZ NUESTROS PECADOS

1.- Con demasiada frecuencia pasamos por alto la obra redentora del Señor Jesucristo (Romanos 3: 25)

2.- Jesucristo llevó en la cruz todos nuestros pecados (Romanos 4: 24, 25)

3.- Somos justificados delante de Dios el padre, por la obra de Jesús en la cruz (Romanos 5. 1, 2, 6, 7)

4.- Gracias a la obra redentora de Jesucristo, fuimos librados de la ira de Dios (Romanos 5. 8-10)

III.- POR LA GRACIA DE DIOS, NO HAY CONDENACIÓN, SINO SALVACIÓN Y VIDA ETERNA

1.- Po la obra redentora del Señor Jesucristo ya no somos blanco de la condenación eterna (Romanos 8: 1, Romanos 7: 24)

2.- El Espíritu Santo, que recibimos por la obra redentora del Señor Jesucristo, podemos vencer las obras de la carne (Romanos 8: 2)

3.- Por la obra de Jesucristo en la cruz, ahora somos hijos de Dios (Efesios 1: 3-6)

4.- Por la obra redentora de Jesucristo en la cruz, nuestros pecados fueron perdonados y se nos abren las puertas a una nueva vida (Gálatas 2: 20, 21, Romanos 6: 14)

5.- Por la obra de Jesucristo en la cruz, Dios no toma en cuenta la pecaminosidad que nos acusaba e impedía avanzar (Salmos 103: 12)

a.- Jesús lleva nuestros pecados, que nos atormentaban (Hebreos 10: 17; Isaías 43: 25)

b.- En Cristo Jesús, nuestro amado Dios y Padre cargó con todos nuestros pecados (Isaías 37: 18; 53: 6; 2 Corintios 5: 21)

6.- Nadie podrá condenarnos (Romanos 8: 33)

Conclusión:

Todos los seres humanos estábamos condenados. ¿Por qué motivo? Por nuestra pecaminosidad. De hecho, infinidad de personas estábamos en tal comodidad, en medio del pecad, que no queríamos renunciar. La expectativa, insistíamos, era la condenación eterna.

No obstante, por la gracia de Dios, recibimos el perdón de los pecados. Se materializó con la muerte de nuestro Señor Jesús en la cruz. Él nos hizo libres y nos aseguró la vida eterna.

El autor y predicador cristiano, Arthur Walkington Pink , escribió:

La inmunidad de la condenación no depende de nuestro andar, sino solamente de nuestro “estar en Cristo” … No existe condenación de la ley, ni por culpa de corrupción interior, ni debido a que Satanás fuera a levantar cargos en nuestra contra.”

Le animamos a emprender esa nueva vida que el Señor nos ofrece. Es por Su amor y misericordia que podemos emprender esa nueva vida que tanto anhelamos.


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio