bosquejosparasermones.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

bosquejosparasermones.com

 

Dé pasos encaminados a restaurar las murallas de su familia

Dé pasos encaminados a restaurar las murallas de su familia

Base Bíblica: Nehemías 2:1-20

Introducción:

Las familias están en caos. Hay divorcios, dificultades en la comunicación, barreras enormes en las relaciones interpersonales, entre otras. El conjunto de conflictos puede resultar muy extenso. Conforme pasa el tiempo, la situación tiende a empeorar.

¿Hay alguna solución? Por supuesto que sí. Está en Jesucristo. Él es quien nos ayuda en el proceso de reedificar las murallas que hoy lucen en ruinas.

Dios acompañará los esfuerzos y nos guiará en el proceso.

I.- REEDIFICAR LAS MURALLAS OBLIGA INVOLUCRAR A DIOS (VV. 1- 8)

1.- Abra puertas a través de la oración a Dios para que haga posible lo imposible (Nehemías 1:1-4; 2:1-4)

a.- Pedir a Dios aun cuando parezca imposible (vv. 5, 6)

b.- La clave es pedir en la voluntad de Dios.

c.- Dios nos concede gracia aun entre quienes no comparten nuestra fe (vv. 7, 8).

2.- Para reedificar las murallas se necesitan tres ingredientes:
  • Ser conscientes de qué está pasando con su familia.
  • Decidirnos a salir del estado de ruina de las murallas.
  • Asumir el liderazgo para reedificar las murallas.
3.- Toda transformación a nivel personal y familiar comienza con una persona: usted.

II.- REEDIFICAR LAS MURALLAS OBLIGA PREPARARNOS PARA LA BATALLA (vv. 9, 10)

1.- Emprender la tarea de reedificar las murallas demanda perseverancia.

2.- Emprender la tarea de reedificar las murallas demanda estar preparados para enfrentar la oposición (vv. 9, 10)

3.- La oposición está representada por:
  • El mundo.
  • Satanás y sus artimañas.
III.- REEDIFICAR LAS MURALLAS OBLIGA PLANEAR QUÉ HACER CON AYUDA DE DIOS (vv. 11-20)

1.- Reedificar las murallas de la familia demanda prudencia. No acelerarnos (vv. 11-15)

2.- Reedificar las murallas de la familia demanda ser sensibles a la voz de Dios (v. 11 b)

“… y no declaré a nadie lo que Dios había puesto en mi corazón.”

a.- Movernos en el tiempo de Dios (v. 16)

b.- Esperar que Dios acomode las circunstancias.

3.- Reedificar las murallas de la familia demanda unificar esfuerzos (vv. 17, 18)

4.- Reedificar las murallas de la familia demanda prendernos de la mano de Dios para enfrentar los ataques (vv. 19, 20)

Conclusión:

Las familias en crisis hoy día demandan hombres y mujeres dispuestos a asumir el liderazgo para reedificar las murallas.

La tarea no la emprendemos solos. Daremos pasos sólidos tomados de la mano del Señor Jesucristo. Él nos ayudará en la tarea.

No podemos dilatar el propósito de reconstruir esos muros de protección familiar que quizá hoy lucen en ruinas. El liderazgo está representado en dar el primer paso, y a ese paso sumar uno más.  Usted es la persona llamada por Dios a desarrollar la labor.


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio