bosquejosparasermones.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

bosquejosparasermones.com

 

Dejándonos guiar por Dios

Dejándonos guiar por Dios

Lectura Bíblica: Proverbios 16:25; Santiago 3:13-18

Introducción:

Generalmente cuando encontramos dificultades en el camino acudimos a cualquier medio menos a nuestro Padre celestial. Quizá la primera opción son los amigos, los consejeros, los especialistas, y el último recurso es Quien verdaderamente puede ayudarnos a resolver la situación por la que estemos atravesando. ¡Es tiempo de permitir que el Señor nos guíe en cada paso!

I.- Debemos hacer un alto en el camino y evaluar en qué camino andamos

1.- Puede que creamos que nuestra vida y comportamiento son “buenos” pero quizá no están conforme a la voluntad de Dios (Proverbios 16:25)

a.- Debemos evaluar nuestros caminos

b.- Si hay errores, debemos arrepentirnos y disponernos para el cambio

c.- Si no cambiamos el curso de nuestra vida, podemos terminar mal

2.- No basta con reconocer que hasta hoy hemos cometido errores; es necesario disponernos para el cambio (Proverbios 23:19)

a.- Disponernos para el cambio es una demostración de sabiduría

b.- Cambiar la forma de pensar y actuar testimonia que dejamos realmente obrar a Dios en nuestra vida

II.- Con ayuda de Dios, quien nos guía, cambiamos el curso de nuestra vida: Del fracaso a la victoria (Santiago 3:13-18)

1.- Mostramos nuestra sabiduría y vida de fe con nuestros pensamientos y acciones (v. 13)

2.- Si nuestros pensamientos y acciones están gobernadas por celos y disputas, debemos encender las señales de alarma (vv.14, 16)

3.- Con pensamientos y acciones gobernadas por la maldad no se glorifica a Dios sino al adversario espiritual (v. 15)

4.- Si Dios obra en nuestra vida produce una transformación que se refleja en nuevos pensamientos y acciones (vv.17, 18)

III.- El cambio que anhelamos en nuestra vida sólo procede de Dios

1.- Si deseamos experimentar cambios profundos en nuestra existencia, debemos rendirnos a Dios totalmente (Proverbios 23:26)

2.- Experimentamos cambio cuando reconocemos que nos hacemos daño y también a nuestro prójimo (Filipenses 2:39

3.- El propósito y llamamiento de Dios es para que nos dispongamos al cambio (2 Timoteo 2.22)

Conclusión:

Cuando no sepa qué decisión tomar o se encuentre sumido en la incertidumbre, vuelva su mirada a Dios. Tenga presente que Él lo sabe todo. ¡Dios está por encima de todo y su guía es la que nos lleva a la victoria, siempre! Hoy es el día para permitirle a nuestro Supremo Hacedor que nos guie, y dejarnos llevar a donde quiera Él, porque nos conducirá a la victoria en toda circunstancia.


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio