bosquejosparasermones.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

bosquejosparasermones.com

 

Fundamentos bíblicos para revitalizar la relación familiar

Fundamentos bíblicos para revitalizar la relación familiar

Lectura Bíblica: Josué 24:15

Introducción:

Si algo garantiza que la relación familiar funcione debidamente, es que Dios ocupe el primer lugar en nuestros hogares y que las pautas bíblicas tomen vida en nuestra forma de pensar como padres e hijos.

La mejor decisión es permitir que Dios ocupa un lugar privilegiado en nuestras relaciones en casa. Si lo permitimos, volverá el perdón y la reconciliación para que la relación marital y con los hijos, lleven a la plenitud que Dios ha trazado desde la eternidad para nosotros.

Les invitamos hoy a considerar y vivenciar principios Escriturales para padres e hijos, que cobran particular vigencia en nuestro tiempo.

I.- La presencia de Dios en la familia marca la diferencia

1.- La familia es una institución establecida por Dios, y sólo Él puede traer cambios profundos en el hogar (Génesis 1:27, 28; Salmos 127:1-5)

2.- El más grande paso que podemos dar, es permitir que Dios gobierne nuestra familia (Josué 24:15)

3.- Cuando revisamos las Escrituras encontramos que hay principios que debemos asumir como padres y como hijos.

II.- Siete compromisos bíblicos ineludibles de los padres

1.- Dar ejemplo a los hijos (Proverbios 20:7; 19:1)

2.- Un testimonio de vida coherente en la familia y en la sociedad (2 Corintios 1:12)

3.- Proveer para el presente y el futuro de los hijos (Salmos 112:2; Proverbios 13:22)

4.- Enseñarles a obedecer a Dios (Salmos 32:8; 34:10)

5.- Educarlos a partir de principios y valores (Proverbios 22:6)

6.- Orar por los hijos (1 Samuel 12; 22, 23)

7.- Someter la familia a Dios (Efesios 3:14-16

III. Cinco compromisos bíblicos ineludibles de los hijos

1.- Sujetarse a la autoridad de los padres (Romanos 13:1, 2)

2.- Honrarlos (Efesios 6:2; Éxodo 20:12)

3.- Ser obedientes siguiendo las pautas que trazan (Colosenses 3:20)

4.- Proveerles de aquello que pudieran necesitar (1 Timoteo 5:8; Isaías 58:7)

5.- Atender la instrucción de los padres (Proverbios 1:8; 13:1)

Conclusión:

Cuando apreciamos la realidad crítica de las familias, camino a una crisis que puede convertirse en una espiral sin fondo, no podemos menos que concluir que la única solución está en volvernos a Dios. Concederle el primer lugar en nuestro hogar. Si Él gobierna, todo cambia. La relación de padres e hijos mejora, y las pautas bíblicas entran a orientar lo que pensamos y hacemos. Hoy es el día para tomar la decisión de que Dios gobierne en la familia.


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio