bosquejosparasermones.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

bosquejosparasermones.com

 

Hay un propósito de Dios para su vida

Hay un propósito de Dios para su vida

Base Bíblica: Efesios 1:11, 12

Introducción:

Infinidad de personas en todo el mundo no encuentra hoy sentido a su existencia. Pasan los días sin pena ni gloria, lo que torna tortuosa su existencia. Incluso, a esa carencia de metas claras, lleva a un incremento progresivo de suicidios que encontramos en sinnúmero de países. ¿Hay acaso algún fin para cada día? Y el conjunto de nuestros años, ¿para qué? Cuando vamos a las Escrituras encontramos que nuestro Padre celestial no hizo nada por accidente, sino con un propósito específico (Cf. Proverbios 16:4 a) Cuando tenemos clara esa perspectiva, entendemos que hay una misión que debemos cumplir y hacia el cumplimiento de ese fin o propósito, orientamos nuestra relación con Dios.

I. Dios nos creó con un propósito (Efesios 1:11, 12)

1. Desde el momento en que Dios creó el universo, tenía una misión específica para cada uno de nosotros (Cf. Proverbios 16:4 a)

1.1. En Cristo Jesús fuimos destinados a Salvación

1.2. Dios no improvisa; todo lo tiene cuidadosamente previsto (Jeremías 1:5, 10)

2. Cada detalle de nuestro cuerpo estaba contemplado en el plan de Dios desde antes de la creación del universo (Salmos 139:13, 15, 16)

2.1. Nacimos por Su voluntad

2.2. Fuimos creados con un propósito específico

II. No encontramos propósito para nuestra vida porque nos enfocamos en nuestras propias expectativas (Éxodo 2:11-15)

1. Nos asaltan múltiples interrogantes que nos roban la paz

1.1. ¿Qué quiero ser y hacer en esta vida?

1.2. ¿Qué debo hacer con mi vida?

1.3. ¿Cuáles son las metas que debo desarrollar?

1.4. ¿En qué metas y proyectos debo invertir cada día de mi vida?

1.5. ¿Qué sentido tiene nuestra existencia?

2. Puede que aquello en que estamos invirtiendo nuestra vida nos parezca apropiado, pero quizá no sea la voluntad de Dios (Proverbios 21:2)

III. Cuando estamos en el plan de Dios, encontramos propósito para nuestra vida (Éxodo 3:1-12)

1. Cuando nos dejamos encontrar y tratar por Dios, Él nos revela su propósito para nuestra vida.

2. Encontrar propósito a nuestra vida, parte de someternos a Ël (Mateo 16.24-26)

3. Es hora de dejar de luchar en nuestras fuerzas y rendirnos ante Dios para que cumpla Su propósito en nosotros.

Conclusión:

Es necesario que identifiquemos, con ayuda de Dios, cuál es nuestro propósito en la vida; de esa manera no caeremos en la dispersión de esfuerzos. Cuando estamos en Su voluntad, encontramos un norte y cuanto realizamos, fructifica. Esa es la importancia de movernos alrededor del plan original de nuestro Padre celestial para cada uno de nosotros. ¿Ya encontró el propósito para su vida?


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio