bosquejosparasermones.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

bosquejosparasermones.com

 

La santidad en el líder cristiano

La santidad en el líder cristiano

Base Bíblica: 1 Pedro 1:13-25

Introducción

La santidad en la vida del líder, de alguien que representa a Jesucristo y trabaja en la extensión del reino de Dios, no es una opción sino una obligación. Sin duda se trata de un concepto tajante y duro de considerar, pero no puede eludirse. La Palabraes clara cuando afirma: ”Antes, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra conducta” (1 Pedro 1:15 RVR 2000). El llamamiento que hace el apóstol Pedro a todos los cristianos — -y con especial aplicación a quienes lideran — es a que permanezcan firmes. Anota además una invitación que debemos considerar con especial significación hoy: “...fijar toda vuestra esperanza en la gracia que os será dada cuando Jesucristo se manifieste” (versículo 13 b. RVR 2000). Una pregunta que debe formularse y responder con honestidad:¿Estoy caminando en santidad?

¿Cómo es...?

I.- La santidad es una vida de rectitud en todo lugar y circunstancia (v.13).

1.- Sobriedad. Moderación. Buen juicio (v. 13).

a.- Una conducta equilibrada.

b.- Revisión de nuestro comportamiento actual.

2.- Dignificación de nuestra vocación.

Es necesario esperar y actuar en Dios. Dependemos de Él que es el Señor de la obra.

II.- La santidad es una vida de obediencia a Dios (vv. 14, 15).

1.- Nuestra vida es nueva en Dios.

2.- Los deseos de la carne eran propios de una vida pasada, en la que primaba la carnalidad.

a.- No conformes. Levantarse. Ir adelante.

b.- No podemos justificarnos. La ignorancia era ayer. Hoy conocemos a Cristo y sus pautas de vida para nosotros.

III.- La santidad es una vida que permanece trasparente y pura en todo lo que hacemos (vv.15-21).

1.- La santidad adquiere carácter de absoluto. No se transige, no se negocia (v. 15).

2.- Servir a un Dios santo es un compromiso (v. 16).

Implica pensar y actuar en consonancia con la santidad.

3.- Fuimos rescatados por Cristo para una nueva vida (vv.17-21).

IV.- La santidad es una vida de amor en lo que haceos (v.22).

1.- Purificado. Pureza. Dejando atrás el odio y todas aquellas emociones negativas que nos atan a la carnalidad.

2.- E Espíritu Santo nos lleva a obedecer a la verdad.

3.- Amor auténtico. Sentir la verdad.

a.- Dios coloca amor en nuestro corazón.

b.- Dios nos ayuda a tener buenas relaciones interpersonales.

V.- La santidad es una vida edificada en la Palabra (v. 23).

1.- En la Palabra sentamos los cimientos.

Es necesario introyectar el mensaje. Renacer.

2.- La Palabra es vida, y como tal, obra en cada uno de nosotros.

3.- La Palabra debe ir acompañada de la oración.

Conclusión

Quien sirve a Dios asume el compromiso de ser fiel en todo el cometido a su cargo; pero también, en guardar santidad delante de Aquél que es Santo. ¿Cómo podemos lograrlo? En las fuerzas de Dios no en las nuestras. Allí está el secreto. La santidad es un proceso que implica reconocer los errores y pecados que minan nuestra existencia, volver la mirada a Jesucristo en procura de su orientación y fortaleza y crecer cada día, corrigiendo con ayuda divina, aquellos aspectos que desagradan al Señor. Usted, ¿está dispuesto a asumir ese compromiso?


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio