bosquejosparasermones.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

bosquejosparasermones.com

 

Las crisis físicas y espirituales: origen, evolución, consecuencias y salida

Las crisis físicas y espirituales: origen, evolución, consecuencias y salida

Base Escritural: Deuteronomio 30:1-20

Introducción:

Muchas de las crisis que enfrenta el ser humano, a nivel físico y espiritual, son consecuencia de un progresivo alejamiento de Dios. Cuando atravesamos por esta situación, todavía hay salida. Está en volver muestra mirada a nuestro Supremo Hacedor, que como lo dicen las Escrituras, tendrá misericordia de nosotros y nos restablecerá.

I.- ¿Hay salida a las crisis físicas y espirituales? ¿Cuál es? (vv.1-14)

1.- Reconocer que atravesamos una crisis por apartarnos de Dios (v.1).

2.- Arrepentirnos (v.1). Esta decisión encierra:

a.- Reconocer el error.

b.- Disposición de cambio (v. 2 a).

“... y te convirtieres a Jehová tu Dios...”

c.- Sometimiento a Dios (v.2 b).

“... y obedecieres a su voz...”

3.- ¿Qué ocurre cuando nos volvemos a Dios?

a.- Dios cambia las circunstancias contrarias (vv.3, 4).

b.- Dios nos restituye a la condición de ser bendecidos (vv.5, 9, 10).

c.- Dios restablece nuestra relación con El (vv.6, 8).

d.- Dios alejará las maldiciones de nuestra vida (v.7).

4.- Dios nos ayuda en el proceso de cambio:

a.- Dios nos otorga la firmeza para cumplir sus mandamientos (v.11).

b.- Dios nos permitirá avanzar en el proceso de cambio (vv.12-14).

II.- ¿De qué depende la bendición de Dios en nuestras vidas? (vv.15, 16).

1.- Todo ser humano tiene la posibilidad de elegir bendición o maldición (vv.15, 19).

2.- La bendición depende:

a.- De amar a Dios (v.16 a).

b.- De andar en sus caminos (v.16 b).

C.- De guardar sus mandamientos, estatutos y decretos (v. 16 c).

3.- La bendición se manifiesta...

a.- Con vida física y espiritual (v.16 d).

b.- Con prosperidad en todo cuanto hagamos (Sin importar las circunstancias que iban a encontrar en la tierra que iban a poseer) (v.16 e).

4.- No podemos dejar de lado la promesa de ser bendecidos (v.20).

III.- ¿Qué produce la maldición y cuáles son sus consecuencias? (vv.17-20).

1.- Las maldiciones se producen...

a.- Por apartarnos de Dios (v.17 a).

b.- Por no escuchar la voz de Dios (v.17 b).

c.- Por dejarnos extraviar (arrastrar) por el mundo (v.17 c).

d.- Por permitir la idolatría en nuestras corazones (v.17 d).

2.- La maldición desencadena...

a.- Muerte física y espiritual (v. 18 a).

b.- Acortamiento de los días de vida (v. 18 b).

Conclusión:

Cuando nuestras vidas se ubican en el centro mismo de la voluntad de Dios, cambian las circunstancias que nos rodean y nuevamente las bendiciones aparecen y abundan en nuestra existencia. El Señor Jesucristo, por su obra redentora, hace posibles estas cosas. Su vida puede ser diferente a partir de hoy. No olvide que la decisión está en bajo manos.


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio