bosquejosparasermones.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

bosquejosparasermones.com

 

Ocúpese cada día de su familia

Ocúpese cada día de su familia

Base Bíblica: Mateo 25: 14-30

Introducción:

La familia es un bien preciado de Dios. Es uno de Sus más grandes tesoros. Podemos apreciarlo en los dos primeros capítulos del libro del Génesis y, a partir de ahí, en todos los pasajes de las Escrituras.

Para analizar de manera práctica lo que el Señor espera de nosotros como administradores de la familia, e incluso, la forma como ejercemos el liderazgo, le invitamos a considerar la parábola de los talentos que se encuentra en Mateo 25: 14-30.

Un estudio sencillo del pasaje nos permitirá descubrir la enorme responsabilidad que nos asiste en la relación con el cónyuge y con los hijos, y los correctivos que, probablemente, debemos aplicar.

I.- COMO EN LA PARÁBOLA, HEMOS RECIBIDO UN GRAN TESORO DE PARTE DE DIOS: LA FAMILIA (vv. 14, 15)

1.- La familia es muy importante para Dios

2.- La familia es un especial tesoro para Dios (v. 14)

3.- La familia es un tesoro que debemos administrar sabiamente (v. 15)

II.- ¿CÓMO ESTAMOS ADMINISTRANDO LA FAMILIA, EL GRAN TESORO DE DIOS? (vv.16-18)

1.- Tenemos a cargo una familia con sus particularidades para administrarla (vv. 16, 17)
a.- Fundamental la familia con principios y valores.
b.- Velar siempre por la familia.
c.- Sentar las bases de una generación que camine con Dios.
2.- Cuando no valoramos la familia, echamos por la borda el tesoro de Dios (v. 18-23)

III.- TODOS RESPONDEREMOS ANTE DIOS POR NUESTRA ADMINISTRACIÓN DE LA FAMILIA (vv. 19- 23)

1.- Dios tiene un tiempo específico para llamarnos a rendir cuenta en Su presencia (v. 19)

2.- Hay personas que dan lo mejor de sí mismas para administrar bien a la familia (v. 20)

3.- Puede que haya quienes no sean los mejores administradores, pero hacen el mejor esfuerzo por la familia (v. 22)

4.- Cuando hemos sido responsables en la administración familiar, recibimos el galardón de Dios (vv. 21, 23)

IV.- ESTAMOS A TIEMPO PARA APLICAR CAMBIOS EN LA ADMINISTRACIÓN FAMILIAR (vv. 24-30)

1.- Por nuestra administración familiar seremos exaltados o exhortados (vv. 24- 26)

2.- Dios espera que seamos buenos administradores de la familia (v. 26, 27)

3.- Por nuestra negligencia, podemos perder el galardón de Dios (v. 28)

4.- Como galardón a nuestro desenvolvimiento, Dios bendecirá nuestra administración familiar (vv. 29, 30)

Conclusión:

Es necesario que hagamos un alto en el camino para que, con honestidad y disposición de cambio, evaluemos cómo anda nuestra relación familiar.

Probablemente estamos cometiendo errores en nuestro trato con el cónyuge y con los hijos. La situación se torna insostenible. No sabemos qué hacer.

Pese a la desesperanza que quiera gobernarnos, estamos a tiempo para aplicar correctivos.

Con ayuda de Dios podemos aplicar cambios profundos y duraderos en nuestra familia. El primer paso es rendirnos a Él, y el segundo, permitir que Jesucristo gobierne en casa. Es el comienzo de una nueva experiencia conyugal y con los hijos. Decídase. Comprobará los sorprendentes resultados.


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio