bosquejosparasermones.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

bosquejosparasermones.com

 

¿Qué emociones negativas o positivas permite que aniden en su corazón?

¿Qué emociones negativas o positivas permite que aniden en su corazón?

Base Bíblica:Salmos 8:3-9

Introducción:

Cuando la Biblia dice que al recibir a Jesucristo como Señor y Salvador (2 Corintios 5:17) somos nuevas criaturas, no desconoce el hecho de que es necesario que sea nuestro amado Dios quien obre sanidad en nuestro mundo interior. Es un proceso que debemos experimentar, tomados de la mano del Señor Jesús, quien conoce nuestro pasado y trae cambios profundos y permanentes.

I. Dos nos creó conforme a su imagen y semejanza (Génesis 1:26-28)

1. Fuimos creados a imagen de Dios, lo que abarca cinco dimensiones en nuestro mundo interior: emocional, social, intelectual, espiritual, física y emocional

2. El componente emocional es muy importante. Dios desea que nuestras emociones sean sanadas.

II. Es importante que vigilemos cuidadosamente lo que guarda nuestro corazón (Proverbios 4:23)

1. En el corazón— que es nuestra mente, si lo miramos en el contexto de las Escrituras-, se anidan nuestras emociones, sentimientos y voluntad.

2. Somos administradores del amor, comprensión y misericordia o por el contrario, del odio, resentimiento, frustración, ira y emociones negativas que permitimos que aniden en nuestro corazón.

“Cuando por fin descubrí la relación fundamental entre la salud emocional y espiritual, comenzó para mí un revolución copérnica y no hubo vuelta atrás. Esta relación revolucionaria transformó mi viaje personal con Cristo, mi matrimonio, la crianza de mis hijas y, finalmente, mi desenvolvimiento en la Iglesia…” (Peter Scazzero. “Espiritualidad emocionalmente sana”. Editorial Vida. EE.UU. 2008. Pg. 24)

III. Si permitimos que el Señor Jesús trate nuestro corazón, experimentaremos cambio y transformación (Gálatas 5:22-24)

1. No basta con decir “Soy cristiano

” para cambiar realmente; es necesario que el Señor Jesús sea quien opere esa transformación en nuestro mundo interior.

2. “Lo que resulta trágico es que solo un escaso número de personas que desean a Dios, van a la Iglesia y sirven en ella fielmente, leen la Biblia, aman, oran, participan de las clases de los domingos y de pequeños grupos; logran experimentar realmente esta vida hermosa, estos regalos de Jesús. Esto se remonta, creo, a la espiritualidad separada de la salud, que permite que capas subyacentes y profundas de nuestra vida permanezcan sin que Dios las toque” (Peter Scazzero. “Espiritualidad emocionalmente sana”. Editorial Vida. EE.UU. 2008. Pg. 24)

2. El Señor Jesús quiere ayudarnos en el proceso de crecimiento personal y espiritual.

Conclusión:

Es necesario que en nuestra vida experimentemos una rendición total al Señor Jesús. Que le entreguemos nuestras cargas. Él conoce nuestro anhelo de cambio y transformación y desea ayudarnos en ese proceso. Es algo maravilloso que ocurre en la vida de quienes desean una existencia plena (Juan 10:10)


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio