bosquejosparasermones.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

bosquejosparasermones.com

 

¿Qué se necesita para seguir al Señor Jesús?

¿Qué se necesita para seguir al Señor Jesús?

Base Escritural: Lucas 9:57-62

Introducción:

Disposición de corazón, buscar a Dios con sinceridad y perseverancia, y disposición a la renuncia son tres elementos que se conjuntan en la decisión que tomamos de seguir a Jesús el Señor. Tenga presente siempre que nadie nos obliga. Es una decisión que nace en nuestro corazón y que permanece allí si lo permitimos.

I.- Para seguir al Señor Jesús se requiere una absoluta dependencia de Dios (vv.57, 58).

1.- Hay una enorme diferencia entre querer seguir al Señor Jesús y decidirnosa seguirle (v.57).

“Yo te seguiré donde quiera que vayas...”

2.- Nuestra seguridad provendrá de Dios de Dios y no de la solidez económica o académica que podamos tener (v.58).

“...mas el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar la cabeza”

a.- Nuestros antiguos principios de nada sirven.

b.- Los principios de Dios son los que ahora debemos adoptar.

II.- Para seguir al Señor Jesús se requiere ubicar a Dios en el primer lugar (vv.59, 60).

1.- Es necesario definir: Nos sometemos a Dios o seguimos en nuestras propias prioridades (v.59).

a.- No podemos dilatar el llamamiento de Cristo Jesús (v.59).

“Déjame que primero vaya y entierre a mi padre...”

b.- Si dilatamos la decisión, perdemos la oportunidad de vivir plenamente en Cristo (v.59).

2.- El Señor Jesús planteó que hay verdaderas prioridades (v.60).

a.-Dios debe ocupar el primer lugar.

b.- Proclamar el reino de Dios.

III.- Para seguir al Señor Jesús se requiere asumir una actitud de renuncia (vv.61, 62).

1.- Es necesario revisar qué nos ata e impide que tengamos libertad para seguir al Señor Jesús (v.61).

2.- Seguir a Jesucristo implica caminar hacia delante, nunca atrás (v.62).

3.- Solo quienes están dispuestos a renunciar, siguen victoriosamente al Señor Jesús.

Conclusión:

La Palabra es muy clara cuando en Mateo 22:14 nos señala que muchos son los llamados pero pocos los escogidos. De ahí que ser un seguidor del Señor Jesucristo implica renunciar a nuestras concepciones religiosas y tradicionalistas para movernos conforme Dios quiere que caminemos en Su presencia. Asimismo se requiere de una disposición indeclinable para que Dios opere un cambio tanto en nuestras actitudes como en nuestra forma de pensar. No podemos olvidar dos cosas. La primera, que no todos los que se autoproclaman cristianos son verdaderamente sus seguidores, y la segunda, que un auténtico creyente en el Señor Jesús está dispuesto a renunciar a todo aquello que le impide caminar en consagración.


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio